Inicio Presentacion Contacto



El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player






Secretara de Gobierno
El Valor de la Historia (vuelta de obligado)

Situado a 19 kilótremos de la ciudad cabecera, se accede por ruta asfaltada a la localidad de Vuelta de Obligado, lugar donde recuerda la

“Batalla de la Vuelta de Obligado declarado lugar histórico por Decreto Nacional, el 21 de Marzo de 1942.

La Batalla de Obligado es geopolíticamente la consecuencia de la defensa de los primeros intereses económicos para el país. Se produjo en momentos en que las potencias europeas (Inglaterra y Francia) buscaban nuevos mercados para sus productos comerciales y además le interesaban nuestros suelos que producían materia prima muy barata para la época.

Por otra parte, Brasil impulsaba la política expansionista iniciada por los portugueses sobre los territorios del Río de la Plata.

Francia e Inglaterra ejercían el imperialismo económico y trataron de aprovechar el momento propicio que ofrecía la situación reinante en el Río de La Plata. Creían posible desarrollar una acción más amplia de la libre navegación de nuestros ríos.

El Combate

El 20 de noviembre de 1.845, vuelta de Obligado fue el escenario de lo que hoy recordamos como Batalla de Obligado. En este suelo combatieron las fuerzas nacionalistas de Rosas, al mando de Lucio Mansilla contra fuerzas anglo-francesas. Como Rosas no permitía el libre paso por el río para comercializar en Corrientes y Paraguay, y ante la insistencia de las fuerzas anglo - francesas. Como Rosas no permitía el libre paso por el río para comercializar en Corrientes y Paraguay, y ante la insistencia de las fuerzas oponentes, el por entonces gobernador mandó a encadenar el río, simbolizando de ésta manera su desacuerdo para con aquellos quienes por la fuerza intentaban remontar el río Paraná. Vuelta de Obligado, lugar histórico, donde la agreste belleza se muestra con extraordinaria generosidad, en el que se unen la magnificencia del paisaje y el encanto proveniente de pisar el suelo que fue escenario de una proeza criolla.  La flota anglo - francesa estaba compuesta por seis  barcos de bandera inglesa y cinco con pabellón francés. Además de las barcas carboneras para abastecer los navíos a vapor, detrás del contingente bélico,   navegaba un convoy de noventa barcos mercantes de distintas banderas, cargados con mercadería para ser comercializadas, en cuanto a nuestras fuerzas estaban compuestas por cuatro baterías denominadas: Restaurador Rosas, Gral. Brown, Gral. Mansilla y La Manuelita.   Entre la batería 1 y 2, y un poco más atrás se encontraban cien hombres; detrás de estos, cuatrocientos soldados del regimiento de Patricios de Buenos Aires y luego había situados cuatro cañones y a la altura de la batería 2 se encontraban doscientos soldados de la caballería y seiscientos de infantería, componentes del regimiento de milicia Nº4 con asiento en San Nicolás. Entre ellos un centenar de sampedrinos y más atrás el Juez de Paz de San Pedro, Don Benito Urraco, con ciento  setenta de sus vecinos y con ellos los de igual cargo de Baradero y San Antonio de Areco, con cien y treinta de sus vecinos respectivamente.

El montículo de tierra que todavía se percibe habría sido el lugar desde donde se ataran un juego triple de cadenas, en la otra orilla donde finalizaban estas, se encontraba el bergantín “Republicano”, la cadena tenía un largo de 360 brazadas y había sido solicitada ese mismo año por Mansilla, comandante en Jefe de todas las fuerzas. En lo fluvial se habían colocado delante de las cadenas, cinco chalanas con material incendiario para que el humo quitara visibilidad a lo Anglo - franceses y si el ataque se producía a la noche, daría suficiente luz para distinguir la posición de los agresores. Detrás de las cadenas, hacia el lado de San Nicolás, se hallaban tres lanchones, cada uno de ellos tenía un cañón, finalmente en la bahía estaban estacionadas seis balleneras y ocho embarcaciones menores con doscientos infantes a la espera de dirigirse a la isla si los invasores desembarcaban en ella, al frente de la escuadra anglo-francesa y como burla navegaba la fragata “San Martín” ex nave insignia del Alte. Brown, vilmente apresada frente a Montevideo, luciendo el pabellón de Francia y que fue la encargada de dar la señal de abrir fuego.

Hacia medio día, Mansilla pasa un informe a Rosas, el cual decía que si bien el enemigo no había logrado su propósito de cortar las cadenas y remontar el río, lo harían en breve ya que se quedaban sin municiones, comienza así a decaer la maravillosa y valiente defensa de Obligado.

Después de casi doce horas de intenso combate, las fuerzas patriotas se retiran.

Con proximidad se entiende que entre las 09:00 y las 09:30 hs., de la mañana del 20 de noviembre comenzó el cañoneo entre ambas fuerzas, pasadas las 12:30 hs., ya habían tomado la batería de Alzogaray, quien era la única que quedaba con municiones para continuar la lucha.

Debemos recordar que cuando aconteció lo de Obligado, las dos orillas del Paraná, a la altura, pertenecían a la Confederación Argentina , comandada por Rosas, por lo tanto demás está decir que Francia e Inglaterra estaba usurpando derechos legales establecidos, recién nuestra constitución de 1.853, permitió la libre navegación de los ríos de la confederación a cualquier bandera.  

San Pedro | Buenos Aires | Argentina